28 de mayo de 2022

Personajes cuestionados por corrupción y otros delitos siguen adhiriéndose a las filas del fiquismo

Tras el paso de Federico Gutiérrez por el departamento de Caldas, sumo a su campaña otros dos nombres bastante cuestionables. Esta vez se trata de dos políticos pertenecientes al clan Castaño – Cardona, quienes han sido investigados por corrupción y compra de votos.

Mario Castaño, senador de la república y Octavio Cardona, exalcalde de Manizales y representante electo, son las dos personas a cargo de este clan perteneciente al Partido Liberal. Ambos personajes han estado involucrados en escándalos por celebración de contratos con interés indebido.

En el caso de Castaño, ha sido señalado como líder de una red de corrupción que se encarga de repartir contratos, se presume que el congresista ha direccionado más de 43.000 millones de pesos en contratos irregulares. Además, también se le acusa de concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito.

Por su parte, el representante a la cámara electo estuvo implicado en el escándalo de la Licorera de Caldas, donde ejerció el cargo de subgerente administrativo. En ese mismo tiempo, Carlos Arturo Fehó, quien fue condenado a 79 meses de prisión por falsedad en documento público y violar el régimen de contratación, fungía como gerente.

Frente a esta situación, pareciera que, las giras políticas realizadas por Fico Gutiérrez a lo largo del país, tuvieran como único objetivo sumar a su causa nombres cuestionados y con prontuarios bastante llamativos.

Lea también: Revelan nombre del grupo que buscaría acabar con la vida de Gustavo Petro