28 de mayo de 2022

Paro armado del Clan del Golfo desata el pánico en varios municipios de Antioquia

El pasado 5 de mayo inicio el paro armado anunciado por el grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también conocido como Clan del Golfo, debido a la extradición de su líder Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel. Antioquia ha sido uno de los departamentos más afectados por las represalias en contra de la ciudadanía por desacatar el paro.

Teniendo en cuenta, que vivimos en tiempos donde las redes sociales nos brindan acceso inmediato a la información, estas han sido el escenario principal para difundir las atrocidades por parte de este grupo. En municipios como Nechí, Yarumal, Cañasgordas, Barbosa, Necoclí, San Juan de Urabá, Uramita y Dabeiba, se han reportado el incendio de buses de transporte, taxis y camiones. Algunos vehículos también han sido marcados con la sigla AGC.

Sumado a esto, en Turbo, el pasado jueves a las 3:40 de la tarde se presentó uno de los momentos más críticos del paro armado. Puesto que, se escucharon ráfagas de disparos, razón por la cual las calles de este municipio estaban completamente solas.

Por su parte, Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia. Convoco de urgencia un consejo de seguridad con los alcaldes del Bajo Cauca, Nordeste y Urabá, para evaluar las acciones violentas registradas hasta el momento y tomar medidas para devolver la tranquilidad a las personas que en estos momentos son víctimas de la violencia.

Lea también: Personajes cuestionados por corrupción y otros delitos siguen adhiriéndose a las filas del fiquismo