5 de julio de 2022

Fajardo, ni decente ni profesor

En el llamado “debate definitivo” quedó la claridad de que a Fajardo no le alcanzan los votos, ni la decencia ni las matemáticas para ser un candidato que sea mejor opción que Gustavo Petro.

Un primer elemento es que durante el debate, Fajardo pretendió mostrar que las propuestas de Gustavo Petro no cuentan con financiación suficiente, incluso llevó un “estudio” desarrollado por él y sus asesores que no le sirvió como argumento, pues Gustavo Petro lo refutó con matemáticas básicas.

Según Fajardo las propuestas de Petro carecían de financiación en un 50%, pero el candidato de la Colombia Humana le tuvo que explicar, en vivo y en directo, y con resaltador en mano que todo el dinero que se invertirá en los programas sociales que propone no son nuevos gastos, sino que en su gran mayoría son gastos redireccionados y serían soportados con el flujo de capital que hay en las finanzas del Estado.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=true&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NlbnNpdGl2ZV9tZWRpYV9pbnRlcnN0aXRpYWxfMTM5NjMiOnsiYnVja2V0IjoiaW50ZXJzdGl0aWFsIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd190d2VldF9yZXN1bHRfbWlncmF0aW9uXzEzOTc5Ijp7ImJ1Y2tldCI6InR3ZWV0X3Jlc3VsdCIsInZlcnNpb24iOm51bGx9fQ%3D%3D&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1529122067999866880&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fnt24.com.co%2Ffajardo-ni-decente-nii-profesor%2F&sessionId=e02d1c03164c196eef87e8fdb56044f93c8ce518&theme=light&widgetsVersion=c8fe9736dd6fb%3A1649830956492&width=550px

El segundo episodio fue cuando manifestó, después de dos horas de debate, que ya estaba cansado. La molestia fue tal que tuvo un agarrón con los presentadores que tuvieron que interrumpir para que Fajardo se quejara de que a las 11 de la noche tenía mucho que hacer.

Al final del debate, se puede observar que la decencia de Fajardo se le quedó en la casa pues se negó a darle un saludo al presentador de El Tiempo, que se quedó, literalmente, con la mano estirada, mientas Fajardo prefirió saludar a sus coequiperos sin el mínimo asomo de la decencia que pregona.

Para muchos internautas estos dos episodios terminaron de bajar la intención de voto, ya bastante golpeada, del candidato del Centro Esperanza, quien tampoco pudo explicar por qué no lograron la unidad que tanto pregonan, ni en su propia coalición.

Lea también: Están Jugando con candela