5 de julio de 2022

Plenaria del Concejo de Bogotá debate sobre los contratos y la infraestructura en las plazas de mercado

La resolución 267 de 2020, tiene en una encrucijada a los comerciantes de las plazas de mercado ubicadas en la ciudad de Bogotá. Lo anterior, debido a una serie de reformas con las que el Instituto Para la Economía Social (IPES), pretende formalizar esta actividad. No obstante, han surgido varios peros al respecto.

En resumidas cuentas, esta resolución cambia tres factores fundamentales en las plazas de mercado, que son los siguientes: la firma de contratos con el Distrito, el costo de las tarifas y la asignación de los puestos de las plazas.

Siendo el tema de los contratos uno de los que más inquietudes causa dentro de este gremio. Ya que, muchos no están conforme con el hecho de que se contemple una fecha de inicio y terminación que oscila entre 2 y 4 años. Además, el IPES ha implementado una serie de requisitos que deben cumplirse por medio de plataformas digitales para acceder a los contratos, lo que ha resultado sumamente polémico, pues muchos de los comerciantes que trabajan en plazas de mercado son adultos mayores que no conocen este tipo de medios.

Así las cosas, el pasado 14 de junio se llevó a cabo un debate en la plenaria del concejo donde se abordó el tema de los contratos y el aprovechamiento económico de estos espacios.

De acuerdo con el director del IPES, Alejandro Rivera, el punto del plazo de los contratos está abierto a debate, para que los comerciantes tengan más tranquilidad y puedan seguir desarrollando sus actividades sin ningún inconveniente. Sin embargo, señalo la importancia de formalizar y reglamentar el uso de estos espacios, a través de un contrato con el que se aproveche el espacio público.

Por otro lado, algunos concejales como Martin Rivera Álzate sacaron a flote temas como la desocupación en las plazas públicas del sur de la ciudad y la falta de inversión en infraestructura, que según el IPES era uno de los objetivos de la resolución 267. De igual forma, el cabildante aprovecho para hacer un llamado al distrito para que garanticen una mayor participación de los vivanderos en los procesos que relacionados con las plazas de mercados.

Otro tema que se abordó fue el aumento de las tarifas con la puesta en marcha de los contratos, en algunos casos los arriendos se duplicaron. Lo que ha sido tomado por los comerciantes de las plazas, casi que, como una obligación, pues era aceptar las nuevas condiciones del distrito o perder su trabajo.

Finalmente, el director del IPES, anuncio que para este año hay un presupuesto asignado de 30.000 millones de pesos, para mejorar las condiciones de infraestructura de las plazas públicas de mercado y generar mejores condiciones. Este dinero habría sido recaudado tras la implementación de la resolución y obedece a una reinversión para el beneficio del mismo sector.

Lea también: Fallece menor de 9 meses perteneciente a la comunidad emberá