11 de agosto de 2022

Tren de Aragua: La peligrosa banda criminal que se aprovecha de los migrantes venezolanos

Un estudio realizado por la fundación InSight Crime, señalo que la banda criminal venezolana, Tren de Aragua, ya se encuentra asentada en varios países de Latinoamérica con el objetivo establecer un corredor de tráfico de migrantes. Lo anterior, comenzó en la frontera de Venezuela con Colombia, y se expandió hacia Ecuador, Perú, Bolivia y Chile.

Un experto en la materia le dijo a la investigadora de Insight Crime, Laura Ávila, que en ciudades como Cúcuta hay personas dedicadas a la organización de viajes ilegales, estos planifican toda la ruta para moverse por senderos hasta Perú o Chile. Sin embargo, muchas de las personas que acceden a este servicio son secuestradas, amenazadas y sometidas a explotación sexual, principalmente mujeres y niñas menores de edad.

En este contexto, el diario boliviano El Deber, registro el caso de un hombre venezolano que vivía con su esposa e hija en Santa Cruz de la Sierra. Según el testimonio, esta persona se alejó unas horas de su familia y cuando regreso no estaban. Posteriormente, el Tren de Aragua se contactó con él para avisarle que su esposa e hija habían sido enviadas a Chile, y si quería volverlas a ver debía llevar una maleta cargada de droga a ese mismo país. No habiendo más opción, el hombre acepto, pero fue detenido por las autoridades.

Factores como el cierre de fronteras, hacen que este tipo de problemas se acrecienten, pues al no haber paso legal, los migrantes se aventuran por rutas irregulares, muy similar a lo que pasa con los flujos migratorios de México hacia Estados Unidos. Para colmo de mal, la corrupción es otro edificante de esta problemática, pues en un estudio llevado a cabo por la policía colombiana y el FBI, se dictaminó que políticos locales y miembros de la fuerza pública estarían implicados en una red organizada para el tráfico de personas en Cúcuta.

Lea también: La mayoría de las mujeres en las cárceles de Hong Kong son mulas para narcotráfico